creatibo_logo@2x.png

Estrategia de marketing digital: cómo encajar las piezas del puzzle

Diseñar una estrategia de marketing digital es como montar un puzzle: todas las piezas del cambiante entorno online deben encajar a la perfección para alcanzar el objetivo deseado. Y como esta cuestión sigue trayendo de cabeza a más de un departamento de marketing, aquí te contamos los pasos que debes seguir para conseguirlo. 

Las piezas del marketing digital

En una estrategia de marketing digital deben constar todas las acciones que una marca va a llevar a cabo a través de medios, canales y soportes online. Debe estar orientada a alcanzar uno o varios objetivos, los cuales deben ser SMART y estar siempre alineados con los objetivos de la estrategia global de marketing de la marca.

El marketing online pone a disposición de los equipos de marketing una gran cantidad de piezas que, inteligentemente combinadas, permiten conseguir grandes resultados a costes muy bajos. Aquí te dejamos una relación de las principales:

1.- Página web – Blog – Microsites – Landing Pages

Son las herramientas en torno a las que gira una estrategia digital. Deben ser concebidas en función de los objetivos perseguidos. En la actualidad, es muy probable que el primer contacto entre tu marca y un consumidor se produzca a través de estas piezas, de ahí la importancia de ofrecer una experiencia de navegación satisfactoria.

2.- Buscadores

Resulta fundamental que tu sitio web ocupe los primeros puestos en buscadores como Google, Bing o Yahoo. Para ello existen dos opciones: realizar acciones que mejoren el posicionamiento orgánico (SEO) o contratar acciones publicitarias de pago (SEM). También puedes (y en muchos casos debes) combinar estrategias de posicionamiento SEO y SEM

3.- Redes Sociales

Tu marca debe elegir aquellas redes sociales que son utilizadas por los Buyer Persona que necesitan tu producto o servicio. Además de mimar tu presencia compartiendo contenidos de calidad y creando una comunidad involucrada, en las redes sociales también puedes realizar acciones publicitarias de pago a través de plataformas como Facebook o Instagram Ads.

4.- E-mail marketing

Tras años de muerte anunciada, el e-mail marketing sigue más vivo que nunca. La gran información que inunda la red ha hecho que las suscripciones a newsletters estén a la orden del día. ¿Por qué correr el riesgo de que un contenido de interés se pierda entre otros muchos cuando tienes la posibilidad de recibirlo periódicamente en tu correo?

5.- App para móviles

Cada día son más las marcas que deciden incluir en su estrategia de marketing digital la creación de una app propia para dispositivos móviles. Se trata de un canal de marketing directo muy útil para fidelizar clientes y aumentar el reconocimiento de marca (ten en cuenta que tu logo estará en la pantalla del teléfono de tus clientes, esa pantalla que miran más de dos horas de media al día según Google Consumer Barometer Report).

6.- Acciones publicitarias en webs o portales afines

Y por último, la pieza más convencional del puzzle digital consiste en la realización de acciones publicitarias o comunicativas en páginas web de referencia o en portales relacionados temáticamente con tu marca. Estamos refiriéndonos a opciones tan variadas como la contratación de banners en otras webs de interés o la publicación de publirreportajes digitales en blogs, portales o páginas especializadas.

Estrategia digital - Web

Por dónde empezar una estrategia de marketing digital

1.- Analiza tu entorno

Antes de poner en práctica una estrategia de marketing online debes tener en cuenta en qué punto del proceso de transformación digital se encuentra tu marca. Solo así podrás saber qué puedes hacer y con qué recursos cuentas para ello.

Además de realizar este análisis interno, es importante revisar aspectos claves como la presencia digital de la marca en ese momento, las estrategias que siguen las marcas competidoras o cuáles son los retos más inmediatos a los que hacer frente en este ámbito.

2.- Define tus objetivos

Como señalábamos antes, los objetivos de una estrategia de marketing digital deben estar muy bien definidos, ser muy claros y estar alineados con los objetivos de marketing globales de la marca. Si no fijas unos objetivos, nunca podrás saber si lo estás haciendo bien, de ahí que estos deban ser SMART: específicos, medibles, alcanzables, relevantes y fijados en el tiempo. 

Por ejemplo, un objetivo SMART para una estrategia de marketing digital puede ser aumentar en un 20% las oportunidades de venta (leads) en un periodo de un año.

3.- Estudia tus Buyer Persona y su Buyer’s Journey

Toda estrategia de marketing digital necesita saber a quién está dirigida. Define a tu Buyer Persona ideal, describiendo aquellos aspectos que te ayuden a entender cómo cubre sus necesidades. Si no sabes cómo hacerlo, aquí encontrarás una información que te resultará de gran utilidad.

Una vez tengas claro cómo son tus Buyer Persona y el proceso que para realizar una compra, debes pararte a observar cómo se comportan en el entorno online: en qué redes sociales interactúan, qué contenidos demandan, a qué tono de comunicación están acostumbrados…

4.- Sienta las bases de la estrategia digital

El punto de partida de una estrategia de marketing digital comienza por definir qué papel quieres que juegue tu marca en el mundo online. Existes tres máximas que no debes perder de vista:

  • Hacer branding: todas las marcas utilizan Internet para hacer branding y conseguir visibilidad, reputación y engagement.
  • Vender online: habrá casos en los que una marca tiene la prioridad de optimizar su presencia online para aumentar el número de conversiones y consolidar este canal de venta.
  • Atender al público: también hay marcas que recurren a los canales digitales para ofrecer una atención al público más rápida y personalizada aprovechando las posibilidades de piezas como las redes sociales o el e-mail marketing.

Tu marca debe tener muy claro cuál es el principal cometido de su presencia digital, qué rol desarrollará, cuál es su propuesta de valor y cómo plasmará su personalidad. 

5.- Establece un plan de acción digital

Ha llegado la hora de ponerse manos a la obra y establecer un plan de acción digital. Somos conscientes de que este momento puede provocar un poco de vértigo y que pensarás ¿por dónde empezar? Quizás no perder de vista cuáles son los componentes con los que cuentas y qué mejorar en ellos te ayude:

Estrategia marketing digital

Medios propios:

Estudia las acciones que debes realizar en tus medios digitales propios para optimizar tu presencia online de acuerdo a los objetivos que te hayas fijado.

¿Con qué medios digitales propios cuentas?, ¿qué necesitas mejorar en ellos?, ¿cuáles necesitas implementar? Puede que tu marca cuente con una página web que requiera mejoras o puede que necesites crear perfiles en redes sociales de interés para tus Buyer Personas. En definitiva, se trata de saber con qué medios propios cuentas y establecer un plan de acción para sacarles provecho.

Medios ganados:

Estos medios hacen referencia a la exposición que consigues a través del “boca a boca digital”. Muestran el reconocimiento y la proyección que tiene tu marca como resultado de sus acciones online, de ahí que debas contemplar acciones que te den la máxima difusión posible.

Es fundamental analizar aspectos como qué tipo de contenidos distribuyes y a través de qué canales, qué tipo de comunidad digital tienes y cuál te gustaría tener, qué engagement has conseguido hasta ahora en redes sociales, cómo es tu ficha en Google My Business…

Medios pagados:

Por último, también debes estudiar los medios digitales de pago que vas a incluir en tu plan de marketing digital para alcanzar los objetivos fijados.

Plantéate preguntas como: ¿con qué presupuesto cuentas?, ¿cuál es el mix de medios digital más rentable para tu marca?, ¿dónde debes estar presente para llegar a tus Buyer Persona?, ¿qué acciones de pago te ayudarán a mejorar el posicionamiento de tu sitio web?...

Cuando hablamos de medios digitales de pago hablamos de acciones SEM. Estas acciones incluyen los diferentes formatos publicitarios de Google Ads (AdWords, anuncios DSA, acciones de remarketing…) y de los Social Media Ads (anuncios en Facebook, Instagram, LinkedIn…), publicidad nativa (patrocinios en otros sitios web) y, en general, cualquier otro espacio digital por el pagues a cambio de visibilidad.

6.- Planifica los contenidos de cada medio

En el epicentro del marketing digital se encuentran tus medios propios, que casi siempre se presentan en forma de contenido: contenidos web, posts en el blog, publicaciones en redes sociales, CTAs con formularios para descargar e-books, guías… El contenido es fundamental para incrementar las oportunidades de venta, además de mejorar el perfil de tu marca online. En tu estrategia de marketing digital, debes decidir qué contenidos te ayudarán a alcanzar tus objetivos y planificarlos en un calendario de difusión. 

También necesitas analizar tu tráfico online para saber qué medios ganados te están aportando mejores resultados. Por ejemplo, puedes descubrir que una gran parte de tus visitas provienen de un perfil social en el que quizás te interese incrementar el número de publicaciones o plantear una acción de pago. Aquí es importante que definas tu estrategia de engagement: qué contenidos vas a compartir, cuándo y con qué tono para conseguir el mayor feedback posible por parte de tu comunidad de seguidores.

Por último, también debes decidir un plan de contenidos y un calendario de contratación para los medios de pago de tu estrategia digital, una vez hayas evaluado en cuáles les interesa estar a tu marca. 

7.- Unifica y mide tus acciones

El último paso para terminar tu estrategia digital es unificar el resultado de la fase de análisis, investigación y planificación en un documento sólido y coherente. Debe ser una guía a la que no quitar ojo para tener claro qué debes hacer y cuándo.

Tu plan de acción digital debe combinar piezas de los tres medios (propios, ganados y pagados). Por ejemplo, es posible que tu web necesite mejorar su posicionamiento orgánico para lo que tendrás que realizar una serie de acciones SEO como puede ser implementar tu página con un blog. Ese blog necesitará un plan de contenidos que, para que sea popular y llegue a muchas personas, deberás difundir a través de las redes sociales. A la vez, puede que a tu marca le interese dar mayor difusión a alguno de esos contenidos a través de medios de pago como Facebook Ads, sin olvidar realizar un envío mediante una newsletter para que más personas puedan verlo.

Como ves, para que tus objetivos se cumplan es importante que todas las piezas del marketing digital trabajen de manera conjunta y coordinada. Que encajen y formen ese puzzle perfectamente compuesto que te permita optimizar tu presencia online y obtener un buen desempeño. Claro que no debes utilizar todas las piezas pero sí aquellas que adecuadamente combinadas te ayuden a ocupar el lugar digital que tu marca quiere ocupar.

Estrategia digital - Resumen

Y como siempre decimos, todo este esfuerzo no servirá de nada si no mides los resultados obtenidos. El entorno online te permite medir las impresiones, las visitas, los clics, las conversiones, la cantidad de nuevos seguidores o fans, los comentarios, los likes… Lo único que tienes que hacer es establecer una serie de KPIs relevantes y las herramientas que utilizarás para medirlos y saber cuál es el ROI de tu estrategia digital.

  

En Arrontes y Barrera podemos ayudarte a diseñar y ejecutar una estrategia de marketing digital que te ayude a conseguir los objetivos que te hayas propuesto en un entorno tan cambiante como necesario para las marcas actuales. Llámanos y podemos contarte muchas más cosas (sí, aunque no lo creas, podemos ser mucho más pesados, ¡compruébalo!).

Descarga la Guía básica para calcular tu Engagement Rate en Redes Sociales

Descarga la Guía básica para calcular tu Engagement Rate en Redes Sociales

¡ Recibe los posts de Creatibo en tu email !

Entradas recientes